Hoy como nunca tus historias cuentan

Y lo primero es saber contarlas

Las historias nos conectan y han sido desde siempre una poderosa herramienta de persuasión.  Pero una década atrás nadie hablaba de storytelling. ¿Qué pasó?

Un cambio tecnológico y social enorme transformó la manera en que conversamos y nos comunicamos. Eso fue lo que pasó. Ese cambio primero nos permitió y después nos exigió ser parte de él.

Y en ese nuevo entorno, marcas y empresas ya no se dirigen solo a la mente, sino al corazón de su audiencia. No se trata solo de vender productos y servicios, hay que crear conexiones más profunda y duraderas

Internet y las redes sociales crean la noción de la marca personal y nos exigen tener una narrativa propia, consciente y estructurada.

Y si lo que tenemos todos en común alimenta la necesidad de conectarnos, lo que nos hace diferentes como individuos nos exige hoy más que nunca tener y mantener una narrativa propia. A eso nos referimos cuando hablamos de marca personal.

 La interacción en los medios sociales a escala global hizo que la gente se diera cuenta de que todos, y no solo las empresas, tenemos la necesidad de conectarnos con nuestra gente.

Entonces, storytelling es contar historias con propósito para decirle al mundo quiénes somos, qué ofrecemos y por qué es importante.

Esa narración de historias con propósito es un arte y una ciencia que se actualiza y mejora en la teoría y en la práctica con base en los cambios tecnológicos y las necesidades de comunicación del presente.

Hoy tú, y yo, y todos, empresas, organizaciones y personas, en tanto marcas necesitamos contar al mundo  quiénes somos, por qué hacemos lo que hacemos, cómo lo hacemos y qué nos hace relevantes, diferentes y útiles para los demás.

Entonces ¿Cuál es tu razón de ser y tu propósito? Cómo y porqué deberíamos incluirte en la conversación? Cuéntanos tu historia.