Toda historia o todo desenvolvimiento y desarrollo narrado culmina en un desenlace, o sea una acción definitiva, punto culminante de la acción y de lo que se reconoce en el arte de narrar como clímax del relato.

Para algunos autores y narratólogos desenlace y clímax pueden significar lo mismo, pero el asunto puede resultar un tanto elusivo. El clímax para algunos incluye una aproximación al clímax, o sea, los avances hacia un desenlace, y el desenlace en sí o acción final de cierre de la confrontación.

Para simplificar, sobre todo en el tipo de narrativa breve del storytelling de negocios, en un artículo o en un video, por ejemplo, es mejor si entendemos el desenlace la última acción o acontecimiento narrado que se relaciona con el logro de la meta, y que nos encamina hacia el resultado.

Pero aunque el desenlace y el resultado de una historia están siempre ligados, es bueno distinguir uno del otro. Si el desenlace es la acción final, definitiva y definitoria de cómo se resuelve la confrontación entre protagonista y antagonista, el resultado es lo que se obtiene a partir de esto.

Toda historia o todo desenvolvimiento y desarrollo narrado culmina en un desenlace, o sea una acción definitiva, punto culminante de la acción y de lo que se reconoce en el arte de narrar como clímax del relato.
Así, cortarle la cabeza al dragón es la acción final y definitiva que conlleva a un resultado, pero la muerte del dragón en sí misma no tendría ningún valor si no tuviera un significado mayor: ahora somos libres de la tiranía del dragón, su maldad y sus brutales actos.

El segundo acto de la historia va desde la acción inicial del personaje en respuesta al reto hasta la acción final para lograr el objetivo propuesto, la meta, alcanzar el objeto de deseo.

Si el personaje cae enfermo, la acción inicial sería ir a ver al doctor y la acción definitiva sería curarse, lo cual implica en una historia verlo reincorporarse a su vida cotidiana de un modo u otro.

Y esto es muy importante, el arco dramático nos exige un claro punto de desenlace en el relato. Esa acción o cuando menos una información clara y precisa sobre ese momento definitivo.

Las historias que no tienen un claro nudo y desenlace pueden hacer que se pierda por completo el ritmo narrativo y se confundan la intención y el mensaje.

AJ

La audiencia, de manera inconsciente, espera que el desenvolvimiento natural de la historia lleve a un desenlace. Es incluso probable que el resultado, en el cine o la literatura, por ejemplo, pueda no resultar del todo claro, en tanto se espera que el público se termine de contar la historia a sí mismo, y se la apropie, pero no puede faltar una acción o situación con un desenlace. Aunque suene obvio hay que repetirlo, el nudo ata o enlaza el conflicto, el desenlace desata, desenlaza.

Hay mil maneras y fórmulas para explicar este arco dramático. Varía de autor a autor, aunque en realidad la estructura en sí no cambia más allá de la manera de nombrar sus partes. Ciertos autores usan la palabra clímax para referirse al desenlace de la historia de manera general, y aproximación al clímax a los avances anteriores, durante la confrontación.

Así, el acto dos estaría constituido por una acción inicial, acciones centrales, y acción final, o lo que es lo mismo, acción de respuesta al reto, confrontación, y desenlace. Pero de nuevo, tenemos que enfatizar y dejar bien claro: no hay que confundir desenlace y resultado: están indisolublemente unidos, pero no son lo mismo.

Y una historia que declara el resultado, sin que se manifieste primero un claro desenlace, se nos pierde y se nos cae, nos desconectamos al final, aunque no sepamos por qué. El resultado puede ser muy tangible, un tesoro, un descubrimiento científico, un premio, un nuevo récord olímpico, cifras de mejores ventas, o mayor afluencia de público.

Pero también puede ser intangible: un aprendizaje, una experiencia inolvidable, una revelación, el descubrimiento del amor. O puede incluir ambos, un resultado tangible y uno intangible, el primero puede faltar (no tiene que haber un premio en metálico, por ejemplo) pero el segundo, lo aprendido, no debería faltar, o no tenemos historia.

Este contenido es parte del curso de storytelling en línea. Te invitamos a revisarlo.

Leave a comment

Sign in to post your comment or sign-up if you don't have any account.

WhatsApp chat
Ir a la barra de herramientas